Representante de R. Kelly acusado de amenazar con un tiroteo en teatro de Nueva York


En esta fotografía de archivo del 6 de junio de 2019 el músico R. Kelly sale de la corte penal de Leighton en Chicago. Kelly fue acusado en Minnesota el lunes 5 de agosto de 2019 con dos cargos de prostitución y pedir sexo a una chica de 17 años en 2001

 

Autoridades federales acusaron al representante de R. Kelly de amenazar con un tiroteo en un teatro de Manhattan, con el cual pretendía detener la proyección de una serie documental con acusaciones de delitos sexuales contra el cantante caído en desgracia.

Los cargos anunciados el viernes se producen pocos días después de que el autodenominado manager y amigo de Kelly, Donnell Russell, fuera señalado como una de las tres personas de su entorno que presuntamente hostigaron e intimidaron a mujeres que acusaron al músico.

Nuevos documentos judiciales dicen que Russell amenazó con un tiroteo en un teatro de Manhattan para evitar una proyección en diciembre de 2018 de la serie documental “Surviving R. Kelly”.

Su llamado llevó a evacuar el teatro, que finalmente no proyectó la serie documental que aborda acusaciones sobre la participación por décadas del cantante -conocido por éxitos como “I Believe I Can Fly”- en relaciones sexuales abusivas con mujeres y menores de edad.

“La violencia con la que supuestamente amenazó el Sr. Russell logró detener una proyección del documental, pero no pudo silenciar a las mujeres que aparecen en la película”, dijo el subdirector del FBI, William Sweeney, en un comunicado.

A principios de esta semana, los fiscales acusaron a Russell de amenazar con publicar fotos de sexo explícito de una mujer en un intento por intimidarla para que retire sus acusaciones contra Kelly, informaron.

Los cargos contra Russell, de 45 años, incluyen dos delitos por amenazas físicas, cada uno de los cuales conlleva una pena máxima de cinco años de prisión.

Se espera que comparezca por primera vez ante un juez estadounidense en Nueva York el viernes por la tarde.

Durante más de un año, el artista cuyo nombre original es Robert Sylvester Kelly ha estado encarcelado y a la espera de ser juzgado en varios estados por presuntos delitos que incluyen crímenes sexuales contra menores y pornografía infantil.

Se declaró inocente en todos los delitos, registrados en los estados de Illinois, Minnesota y Nueva York.

AFP